El hielo del gintonic

Para preparar un buen gintonic hay que tener en cuenta varios detalles, y uno de ellos es el hielo.

Javier de las Muelas, el mejor coctelero de nuestro país y uno de los 10 mejores del mundo opina que “los hielos y su temperatura son determinantes a la hora de preparar un gintonic perfecto“.

Lo primero a tener en cuenta para cuidar el hielo, es no tenerlo almacenado junto a otra comida en tu congelador. El hielo debe estar en un compartimento a parte de la carne, pescado o otros alimentos que tengas en el congelador. Eso es debido al frío del congelador, que es capaz de mezclar los aromas que después se transmitirán a nuestro gintonic. Las características de un cubito de hielo ideal para preparar un gintonic son varias. En primer lugar, debe ser un cubito grande y duro, y a poder ser sin hueco en el interior, ya que así tardará más en derretirse. Este cubito debe ser de agua mineral natural, ya que el resto de aguas contienen cloros que pueden alterar, y mucho, el sabor de nuestro gintonic.

Por último, es importante remarcar que la cantidad de cubitos de hielo a utilizar, suele ser de 4 o 5. La mayoría de la gente utiliza solamente un par o tres de ellos, pero es muy importante que la copa esté llena para que el gintonic se conserve bien frío y además ayudar a retrasar que el hielo se derrita.

En el Celler de Can Roca, el segundo mejor restaurante del mundo, preparan los hielos
con 4 granos de  cardamomo y 6 bayas de Enebro. Primero las machacan, luego las infusionan  por separado en  un litro de agua, que conservan a 4ºC durante una semana, más tarde congelan la infusión.

Para prepara el gintonic utilizan 2 hielos de cardamomo y 3 del enebro. Tendremos que probarlo!!!

Deja un comentario